Ñoño Nogales presenta “The Famous Age”

Por: Rocío Cárdenas Pacheco 

Ricardo es un fotógrafo que desde hace casi dos décadas ha decidido firmar sus fotografías con el nombre artístico de Ñoño Nogales. En este apellido sitúa su origen: Nogales Sonora. Suelo medianero y colindante con Estados Unidos, árido y caliente en verano; frio y nevado durante el invierno. Tierras fronterizas del noroeste mexicano que le dieron origen a su relato. En Ñoño podemos reconocer a un imaginante errante que traslada su lente de manera constante hacia diferentes objetivos, paisajes, personajes y momentos de su propia vida.

Su trabajo transita entre diferentes dimensiones desarrollando una amplia cartera de intereses y posibilidades como diseñador gráfico, publicista, creador audiovisual, compositor y cantante. Ñoño es un ser cambiante y abierto a los sucesos que la ciudad de México le ha permitido reconocer y proyectar a través de sus diferentes experiencias laborales en el campo de la publicidad, la fotografía artística, la música, la imagen editorial y como reportero gráfico de revistas de farándula y cultura de sexo diversidad.

R.C.- Ñoño ¿Cuál es el nombre de tu exposición? Cuéntame un poco sobre los antecedentes. . .

Ñ.N.- La exposición se llama “The famous age” y es un proyecto que surge desde una perspectiva de análisis a través de dos épocas en la Ciudad de Nueva York. El primer periodo surgió a mediados de la década de los sesenta y es conocido como “The Silver age” relativo a la Art Factory de Andy Warhol y el segundo periodo se  ubica a finales de la década de los setenta cuando surge la escena punk, el CBGB, en la música se escuchaban The Ramones, Blondie entre otros. Mi sensación es que las personas que aparecen en las fotos les toco vivir esa época o estuvieron fuertemente influenciados por estos momentos en la cultura pop neoyorkina.

R.C.- Bajo la oportunidad de realizar esta muestra en un espacio icónico como el Bar “El 9” en la ciudad de México ¿de qué forma dialogan tus fotos con este sitio tan especial para la cultura underground y la apertura a la diversidad?

Ñ.N.- Podemos decir que estas fotografías establecen un lazo entre el pasado y el presente. En algunas de las imágenes reconoceremos a grandes personajes de la década de los ochenta. Además en esa época “El 9” presentaba obras de teatro underground, eventos musicales y conciertos desfilando estrellas de la vida nocturna que aún están vigentes como Alaska, La Bogue y hasta el propio Henry (el dueño del lugar), llegando hasta las nuevas generaciones como La Bruja de Texcoco, Margaret y ya! personajes contemporáneos que de alguna manera retoman ese legado.

R.C.- ¿A través de la lectura de esta muestra también podremos conocer aspectos  autobiográficos en los cuales recapitulas ciertos episodios de tu vida?

 Ñ.N. – La mayoría creo que sí -aunque no son hechos tan concretos- se trata más bien de sensaciones traducidas en expresiones faciales, poses, uso del color. Incluso momentos o impresiones que no están seleccionadas cronológicamente, diría que son ejercicios lúdicos y visuales.

R.C.- Hablando de sensaciones ¿Existe alguna relación entre el color, la repetición y tu forma de ver la fotografía?

Ñ.N. – En esta selección sí; justo el uso del color y las poses son herramientas para comunicar aspectos emotivos de diferentes acontecimientos aleatorios en mi vida.

R.C.- En cuanto a las fotografías de retratos (personajes) ¿qué te llevó a determinar seleccionarlas entre todas las imágenes que conforman tu archivo?

Ñ.N. – Siento que los personajes de la farándula y de la cultura de sexo diversidad se relacionan con ese mundo desde el cual narro algunos aspectos de mi vida personal. En la mayoría de las imágenes, sitúo a los retratados desde mi universo personal, mis emociones y el uso del cuerpo. Aunque por otra parte en otras fotos se trata simplemente de su notoriedad en la esfera de las celebridades icónicas de este ambiente como el retrato de Alaska, por ejemplo.

R.C. ¿Qué lugar tienen la diversión y la fiesta en tu proceso creativo?

Ñ.N.- La diversión es una parte importante que no solo sucede en la noche de fiesta sino que trasciende el momento en el cual tome las fotografías. Es decir, para mi el sentido del humor es un elemento fundamental para establecer narrativas entre las imágenes. Además de contrastar este espacio con otros personajes que están alterados o tristes. Creo que los contrastes y las fronteras entre el subidón de la fiesta y el fin de la misma son parte importante de mi selección fotográfica en esta exposición. Creo que por eso la idea de “ser famoso” o recurrir a un titulo como “The famous age” fue importante para poder contrastar esos dos niveles emocionales de las imágenes a través de una expresión triste o nostálgica en sus rostros en contraparte a los colores vivos de algunas de las fotos que pudieran llevar al espectadxr a pensar que se trata solo de diversión. En ese ámbito de fronteras y variables podemos notar una especie de melancolía, nostalgia como la mirada de la Bogue o las múltiples facetas de los personajes retratados. Celebridades que manifiestan diversión, alegría por expresar la libertad de todas las formas posibles.

R.C.- Es muy interesante como tu exposición aborda la nostalgia y la escena actual de un espacio como es el bar “El 9” ¿Qué piensas de las nuevas celebridades y las formas en que se manifiestan en el momento actual?

Ñ.N.- La movida madrileña protagonizada por Alaska y los Pegamoides en el terreno musical. La Bogue como actriz y vedete a quien le tocó vivir los inicios de “El 9” durante los ochenta en México junto con Henry son mis principales referentes y me atrevo a decir que las bases para que surjan otro tipo de identidades como La Bruja de Texcoco o Margaret y ya!, celebridades de nuevos modelos de sexo divergencia desde el trasvestismo hasta el drag más teatral y actual.

R.C.- Actualmente los espacios para que los jóvenes comuniquen sus modelos de diversión sexo divergentes y no binarios son muchos: las casas de Vogue, los festivales de música, los realities televisivos, los youtubers LGBT+ y los concursos de Drag Queens entre  otros. En resumen los modelos de consumo, de diversión y de intercambios no tienen que ser un antro o una discoteca. ¿Qué piensas al respecto?

Ñ.N. – Aunque suene obvio siento que está padre que exista más apertura ante el tema. Si estos mensajes llegan a un mayor número de personas hay más opciones de entender la diversidad y la construcción personal. Lo que se vive en ciertas escenas en la ciudad de México algunos puntos de Guadalajara y Monterrey no se vive en el resto de nuestro país. Estoy seguro que si la escena y la tolerancia se expanden impactará también ámbitos sociales, derechos civiles y humanos. Para mí es justo el otro lado de la moneda. Es decir, venir de una ciudad tan chica como lo es Nogales Sonora, haber vivido mi niñez en los ochenta, mi adolescencia y juventud en los noventa, es muy importante. Mi generación se abrió camino entre prejuicios en un proceso difícil y constante paso a paso. Me considero un observador participante de todos estos nuevos modelos de vivir la sexualidad de manera libre y consciente. Finalmente, solo espero poder mostrar un poco de mi experiencia de vida al exhibir mi trabajo y agradecer las extraordinarias experiencias que he tenido. Exhibir en “El 9” es un honor y una gran satisfacción, me siento muy feliz de que cada vez somos más visibles y más diversxs.

* Rocío Cárdenas Pacheco es Doctora en Ciencias Sociales y Humanidades por la Universidad Autónoma Metropolitana
Critica de arte y curadora de arte contemporáneo
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s