Qué vas hacer cuando ya nadie te volteé a ver

Y luego qué vas hacer cuando ya nadie nos volteé a ver. Que el tiempo nos está marchitando; si una vez fuimos Dioses que alababan por su personalidad y estilo de vivir, ahora no seremos más que vestigios de lo que una vez existió.

Las nuevas generaciones nos están olvidando, así como nosotros nos olvidamos hace tiempo de las personas que una vez fueron como nosotros. Ya no seremos relevantes y poco a poco nos iremos desvaneciendo en el tiempo. Seremos ya muy viejos para ellos.

Los lugares en los que íbamos a bailar, en donde miles de veces nos besamos con extraños, saboreando el momento sin pensar que un día pronto todo acabaría, ya no serán más nuestros. Qué harás cuando ya nadie te volteé a ver y entonces te des cuenta que estarás solo. Ahora estás joven y no quieres nada serio con nadie, pero qué será cuando estés en los treintas y entonces te llame la atención tener la compañía de alguien más; que las fiestas ya no te llamarán más la atención. Que llegarán hombres más atractivos que te opacaran y pronto nos volveremos polvo.

Qué vas hacer cuando te des cuenta que haber renunciado al amor fue un grave error. Que si te van a buscar será por tu dinero y por comodidad.

Mirarás al pasado y anhelarás regresar, a esos tiempos en los que brillabas alto en la pista de baile, donde todos morían por ti y querían tener tu cuerpo encima de ellos. Cuando me volteabas a ver como un juego y poco te importaban los sentimientos. Qué vas hacer cuando ya no te quieran besar, cuando te mires al espejo y entonces te veas más grande de lo que antes eras.

Y si lloras acuérdate de mi y de que alguna vez fuimos jóvenes. Pronto no seremos más que leyendas, seremos una generación más que quede en el olvido.

Qué vas hacer cuando mires atrás y ya no me encuentres. Que tomaste una mala decisión de seguir jugando sin pensar en que después ya nadie te querrá.

Nadie te va a querer como yo lo hice en esos tiempos. Y para cuando te des cuenta, será demasiado tarde.

Buscarás amor con algún joven perdido, lo tendrás por un momento y probarás sus mieles de juventud. Te usará y cuando ya no sirvas, seguro te desechará.

Qué vas hacer, cuando te des cuenta que ya no seremos necesarios. Que si antes fuimos la sensación y vivimos al límite, con los ojos en blanco, bien drogados y tomados; después veremos cómo lo hacen los más jóvenes y nos burlaremos de ellos.

Crecer nos da miedo, y qué se hace después de los treinta. Es lo que te preguntas cuando más te acercas. Y qué miedo envejecer y no tener a nadie que te ame. Que ya no se siente lo mismo cuando recién empezaban los veintes y podías fiestar días y días seguidos. Que ya esos lugares poco nos representan. Y qué miedo da crecer y ser olvidado.

Qué vas hacer cuando ya nadie te volteé a ver.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s