La noche de las Nerds, un experimento de sentimientos

Este fin de semana ha llegado a cines la ópera prima de Olivia Wilde, protagonizada por Kaitlyn Dever, actriz de series y películas estadounidenses, la cual es fresca, con una propuesta  divertida, original y con un empoderamiento femenino que la juventud necesita.

Amy (Dever) y Molly amigas y alumnas ejemplares, que han dedicado toda su vida a estudiar y hacer lo moralmente correcto, entran en conflicto con su estilo de vida ya que Molly (Beanie Feldstein) escucha por error un día antes de la graduación una conversación y se cuestiona por qué nunca ha disfrutado de una fiesta, salidas con amigos y todo lo que ofrece la preparatoria, antes de entrar a la universidad.

Decididas a recuperar el tiempo y romper su miedo a salir de su zona de confort, se plantean salir en la que va a hacer la noche de sus vidas, con la mente abierta a conocer a gente y descubrir un poco más acerca de su sexualidad.

Después de pasar inconvenientes, un encuentro con ellas mismas y revelaciones una de la otra que no conocían durante años, se dan cuenta que la vida va más allá y que muchas veces no es lo que parece.

El papel que recae sobre los personajes secundarios hace que la historia se eleve con una química entre los personajes, escenas absurdamente divertidas, además que muestran un ambiente actual y real de la juventud; entre redes sociales, videos, blogs y el reconocimiento de los demás mediante el que dirán y cuantos seguidores tendré. No todos los rumores pueden ser cierto ni todo lo que leas en internet.

El papel desarrollado por Kaitlyn Dever, una chica abiertamente lesbiana, la cual es criada por padres cristianos, los cuales la aman y protegen da una pauta importante hacia los valores inculcados en el personaje; nos muestra un personaje que busca el amor, desea conocer una persona y dejar a un lado el que dirán y solo poder vivir su vida, aunque claro sin dejar a un lado su integridad y pasión por lo que hace.

La forma de abordar el despertar sexual en los personajes nos muestran la libertad y naturalidad que debería de tener este tema, que no solo los hombre tenemos deseos, que la vida va más allá de lo que marca la sociedad y que cada uno es libre de experimentar y cuidar su cuerpo; que muchas veces solo importa respetare a las personas no por su orientación si no por lo que son seres humanos.

Sin duda solo puedo decir que estamos ante un nuevo clásico juvenil.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s