Nuestros espacios seguros, ¿realmente lo son?

En lo que va del año han salido muchísimos casos de agresión y discriminación en los antros y bares LGBTTTI de la CDMX, principalmente en aquellos que se encuentran en la Cuauhtémoc.

Al parecer a estos espacios poco les ha importado terminar con la violencia generada. Es urgente atender esta situación, es muy triste que uno quiera salir a divertirse y termine siendo extorsionado y maltratado por el personal de estos lugares.

Personalmente ya no salgo tan seguido, justamente porque basta con entrar a mis redes sociales y enterarme de todo lo que han presenciado mis contactos en varios bares de la cdmx, ya sea saturar en capacidad ( como ocurre en la mayoría de los bares del centro), sea porque el “personal de seguridad” es muy grosero y trata mal a los clientes, ya sea también porque lejos de ser un centro de entretenimiento parecen más un centro de distribución de drogas, o  como recientemente  se rumora que personal de un antro de la zona rosa violentó a un cliente y terminó en asesinato.

Y podría parecer que esta es una nota amarillista para hablar mal de los bares, pero realmente no lo es, para mí, como lo mencioné, es algo que leo cada semana y son muestras de violencia en contra de personas cercanas a mí, incluso violencia en contra de personas que en algún momento hemos prestado nuestros servicios como “entretenimiento”, para mí esta nota es un llamado a recuperar nuestros espacios, es exigir a los dueños de los establecimientos que contraten a personal sensibilizado, que capaciten constantemente y que tengan cero tolerancia ante situaciones de violencia.

Pececitas, me queda muy claro que ser administrador o dueño de un centro nocturno no ha de ser nada fácil, y sé que habrá mil factores externos que dificultarán la tarea de ofrecer un espacio  totalmente libre de violencia, también comprendo perfecto que los clientes solemos ser difíciles y que en ocasiones dificultamos la labor de los que trabajan ahí, pero también considero que nada justifica una agresión.

 

Respecto a lo que sucedió ayer domingo en un antro gay de la calle Florencia, en zona rosa todavía hay muchas dudas y no hay nada claro, pero en definitiva nada justifica una agresión. Se requieren acciones inmediatas y nosotros como comunidad debemos pelear porque nos traten con respeto, nos den un servicio de calidad y que no nos maten por salir a divertirnos.

Nadie nos debe violentar, nadie debe agredirnos, nadie tiene el derecho a discriminarnos o “vetarnos” de un lugar, ¡NADIE!

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s