Malo

Y realmente me rompiste el corazón cuando te vi bailando con otro.

Lloré en la pista de baile mientras sonaba agüita de Dana Paola, porque me acordé que antes la cantábamos como algo sagrado que teníamos entre los dos.

Ahora te veo y ya no te conozco.

Ya no sé si eres otro, si la ciudad nos ha cambiado y pronto lo que fuimos, se volverá polvo. Que las ciudades que antes construiste dentro de mi, están poco a poco derrumbándose, volviéndose sólo vestigios de lo que una vez existió entre los dos.

Yo tampoco sé quién soy.

Y que va a pasar cuando te vea bailar con alguien más, cuando entre las tempestades que me dejaste, termine por ceder a lo inevitable que es hundirme en cosas del pasado, que ya no volverán.

Qué va a pasar cuando termines por olvidarme.

Cuando los malos hábitos que me dejaste, me recuerden a lo que antes solíamos hacer los dos. Desnudarnos, y que me abrieras en dos, que recorrieras mi ingle y me llenaras de tu saliva. Y luego tomar un baño y comer palomitas con una chela súper fría.

Y si te veo, me da miedo, ya no sé cuidarme de ti. Es preferible tenerte lejos.

Pues eres un hechizo que no puedo romper, si cada que te veo te quiero poseer. Somos tóxicos pero tu cuerpo es el deseo, y que ganas tengo que me veas de nuevo desnudo, también. Estos vellos, mis axilas, mis labios, quiero que sigan siendo tuyos. Que en las noches llega tu fantasma queriendo habitar en mi.

Y eres malo, yo lo sé.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s