Cultura

Estrena ‘Las Medusas no tienen corazón’ en el Centro Cultural Helénico.

Una obra realmente provocativa que exalta facetas del ser humano que nadie quisiera mostrar, una obra que abre el espacio a la reflexión.

Por Arturo de la Cruz

El día de ayer me lancé al estreno de la puesta en escena, “Las medusas no tienen corazón” de Iván Mancilla, bajo la dirección Ernesto García, maravilloso actor y amigo quien cuenta con una extensa trayectoria en el ámbito teatral y con quien como algunos recordaran he trabajado en un par de proyectos escénicos, el más reciente “Escape y exilio” una obra de mi autoría y que ganara el premio a mejor texto de la temporada en Arthouse México.

En esta ocasión y como ya mencioné antes Ernesto fungió como director de una obra que en verdad logra llegar a las fibras más sensibles del público ya que aborda temas fuertes y conflictos familiares de verdad intensos, la historia (citando palabras de la compañía), se desarrolla a la orilla del mar, en donde una familia poco convencional, integrada por una madre esquizofrénica y un hijo manipulable, esperan con ansias el arribo de una de sus integrantes: la hija menor llamada Iris, quien luego de permanecer varios años fuera de su natal Ciudad Madero regresara acompañada de su novia, asistirán a la primera boda LGBT+ de su estado sin imaginar que a partir de ese hecho, los fantasmas de su vida en el pasado volverán a hacerse presentes, quedara al descubierto la inexplicable desaparición de su padre, un oscuro secreto que hará confrontarse a Iris y a su hermano Antonio con una tragedia que nadie hubiese advertido.

Una obra realmente provocativa, que exalta facetas del ser humano que nadie quisiera mostrar, una obra que abre el espacio a la reflexión, cabe mencionar, que al final de la función el elenco anuncio que esta sería su única función sin embargo considero que este es un trabajo que realmente vale la pena rescatar, así que apoyemos en redes sociales la demanda de este porque insisto vale mucho la pena, otra manera de poder apoyarles es ofreciendo espacios escénicos en los cuales podrían presentar este trabajo ya que también se mencionó que hubo algunos espacios que no lo recibieron debido a la temática de la obra, en otras palabras homofobia, así que hago el llamado a la comunidad LGBT+ ligada al manejo de espacios escénicos y promotoría cultural a acoger este y cualquier tipo de aportaciones artísticas que enriquezcan el arte y la cultura en nuestra comunidad.

Por ultimo debo decir que otro de los grandes méritos de este trabajo ha sido la perseverancia de este equipo, ya que enfrentando toda adversidad llegaron a su estreno y con un teatro lleno y no solo eso, lleno de espectadores de todo tipo dispuestos a disfrutar y reflexionar al respecto de temas que contribuyen a la inclusión, el amor y el respeto que tanta falta hacen en nuestros días.

Enhorabuena por el estreno de este trabajo y deseo de todo corazón volver a verlo esta vez en temporada, les deseo todo el éxito del mundo.

 

Fotografías: Arturo dela Cruz.

2 comentarios

Deja un comentario