Durante su Discurso del Estado de la Unión, el pasado martes 5 de febrero, el presidente norteamericano, Donald Trump, proclamó que “Juntos, derrotaremos al sida en América y más allá.”

Presentó además un proyecto de presupuesto ante el Congreso de los Estados Unidos, con el cual planteó un plan de 10 años para eliminar la epidemia de VIH en su nación y afirmó que dicha propuesta requerirá que demócratas y republicanos adquieran el compromiso necesario para lograrlo.

Aunque aún no se da a conocer la estrategia concreta ni el monto presupuestal que habrá de destinarse al proyecto, de acuerdo con información filtrada al medio POLITICO, las agencias de salud apuntarían a reducir los contagios de VIH en las comunidades estadounidenses con mayor índice de transmisiones de aquí a 2030.

Sin embargo, ACT UP NY, un grupo activista que se ha dedicado a combatir el VIH/sida desde hace más de 30 años, se mostró escéptico ante la iniciativa por provenir del mismo Trump, quien a finales de la década de 1980 fuera el objetivo de una de sus protestas, en aquella ocasión con motivo de la construcción de la Torre Trump, favorecida por reducciones de impuestos en medio de uno de los momentos más álgidos de la lucha contra la epidemia, cuando alrededor de 10 mil personas vivían con sida en Nueva York y los centros de salud contaban con solamente 64 camas para atenderlos.

Otra organizazión que ha expresado escepticismo sobre el repentino interés de Trump en el tema del VIH/sida es GLAAD, que defiende a la comunidad LGBT+ en los medios y cuya CEO, Sarah Kate Ellis declaró:

Desafortunadamente, el anuncio del presidente Trump resulta de inmediato menoscabado por el historial y la retórica de su propia administración, y no hay razón para que las personas LGBTQ de Estados Unidos o de ningún otro lugar vean esto como algo más que [una expresión de] retórica vacía diseñada para distraernos de lo que realmente está ocurriendo tras bambalinas cada día.

La misma GLAAD diseñó el Proyecto de Responsabilidad de Trump (o Tap, su acrónimo en inglés), un catálogo de todas las acciones anti LGBT+ que se han cometido durante la administración del magnate de Nueva York y que, al día de hoy, cuenta ya 92 de ellas.

Fuente: Science, Politico, Advocate, GLAAD.

Deja un comentario