Es mi crush Metro CDMX

Por Arturo de la Cruz

En días pasados la página de Facebook conocida como “Es mi crush metro CDMX” una página aparentemente creada con la intención de conectar personas que habitual u ocasionalmente coinciden en el metro, se puso bajo la lupa al ser vinculada con la creciente ola de secuestros relacionados con el sistema de transporte colectivo metro, esto debido a la dinámica propuesta por dicho grupo de usuarios en la que se invita a tomar y publicar fotos de personas desconocidas, esto por supuesto sin su consentimiento acompañadas de datos tales como días, horarios y destinos frecuentes que estos utilizan, con el fin dar con ellos y supuestamente por medio de la red social dar a conocer sus intereses románticos, objetivo que se puso en duda después de de la denuncia pública que se hizo a través de medios televisivos en la que se señaló directamente al sitio mostrando el caso de un par de chicas desaparecidas cuyas fotos y datos se habían publicado con anterioridad en dicha página creando controversia al respecto de si éste estaba relacionado directamente con los ilícitos o si se trataba de una simple coincidencia, a lo que el administrador de la página pronto respondió diciendo que esto se trataba de una calumnia por parte de los medios, que si algún delincuente había hecho mal uso de su página el no era responsable y aseguró que la página se mantendría en la red que solo ajustaría las reglas para así no ocasionar más controversia, en los cambios que el administrador realizó a estas destacaba que se podían seguir subiendo fotos de personas desconocidas al sitio pero ahora de manera anónima y sin manejar información sobre los usuarios, también retiró más del 80% del material fotográfico de la página incluyendo por supuesto las fotos de las chicas desaparecidas, ante esta situación las quejas y denuncias hacia la pagina no se hicieron esperar, cientos de usuarios emitieron su opinión al respecto manifestándose en desacuerdo con la idea de fotografiar personas en el transporte público sin su consentimiento y en cualquier otra parte, y manifestaron que esta violación a la intimidad debía ser castigada, por otra parte exigieron la desaparición de este sitio y condenaron las desapariciones e intentos de secuestro relacionadas al metro, días después y pese a lo dicho por el administrador la página cerró, pero esto no logró dar fin al tema al contrario como era de esperarse en México los usuarios aprovechándose del revuelo mediático causado por dicha página respondieron con más de una decena de páginas nuevas imitando la dinámica de esta, bajo otros nombres pero con el mismo propósito, dando a conocer también otras tantas ya existentes que se manejaban bajo la misma dinámica, destapando una verdadera cloaca de impunidad de la violación de la intimidad, y creando una base de datos completa sobre personas que sin saberlo están siendo expuestas a los ojos de cualquiera incluyendo delincuentes y secuestradores, dejándonos vulnerables ante los ojos acechantes de algún desconocido, tal y como en una película de terror, ¿es acaso que nos hemos vuelto paranoicos ante la tensión provocada por los medios? O ¿en realidad la tecnología ha empezado a rebasarnos como en esas series de ciencia ficción que tanto nos gustan e inquietan?

Déjame tus comentarios y déjame saber que opinas al respecto de este tema.

Arturo de la Cruz

Deja un comentario