#NarrativaMágica

El mar

Te vi bajo la luz de la luna y mis ojos empezaron a lagrimear.

Te vi bajo la luz de la luna y mis ojos empezaron a lagrimear ¿Qué magia esconde la playa en la que estamos? ¿Por qué mi obsesión de verte tapizado de la arena que te hace brillar? cuando te metes y las sales de mar te envuelven sé que Dios existe porque estamos aquí, alejados del bullicio de la ciudad y no quisiera nunca irme de este lugar.

Te pedí que nos fuéramos y entonces tomamos el primer camión que nos llevara fuera de todo este desastre. Alejarnos de nuestros trabajos que poco nos dejan, alejarnos de fingir en ser felices sin poder tener tiempo para los dos.

Y cuando me sacaste a bailar al principio tuve miedo. Miedo de no poder seguir tus pasos y perderte entre tanta gente. Pero aunque mis manos me sudaban a ti no te importo y me sacaste a bailar, que poco importaba nuestra técnica, porque lo importante era estar juntos los dos.

Que hermoso es nuestro amor aquí acompañados de tanta arena y sal. Siempre supusiste que la playa me volvía loco y aquí estamos, sin boleto de regreso. Y ¿sabes? Te dije recuerdo cuando estábamos con un grupo de chavos igual de perdidos que nosotros, te dije ‘tu eres el mar que quiero navegar, y me encantaría perderme entre el oleaje que es tu piel.’ Sonreíste y mientras tocaban sus guitarras, empezamos a bailar.

Mi amor, quiero sumergirme en ti, nunca salir a la superficie. Bajo el agua nadamos y ahí nuestra vida no nos pesa tanto. La levedad es infinita y contigo no tengo miedo de ahondar en mundos desconocidos. Que la playa nos llama y cuando la luna se alza ante nosotros y el oleaje empieza a aumentar, así mi amor crece por ti.

Te digo, que me perdones por ser tan cursi, que en esta utopía que nos regala la vida, me siento tan agradecido de estar a lado tuyo. Que aquí el tiempo parece perdonarnos lo terrible que es crecer y envejecer. Que contigo me quedo intacto ante el correr del tiempo.

Habita en mi, se tu mi playa y mi mar. Que no tengo miedo de perderme en ti y tardarme meses o años en encontrar salida. Quiero naufragar en el mar que son tus ojos y tus cabellos. Navegar en tu sexo y recorrer tus vellos. Sentir lo rasposo de la arena en tu piel. Y no sabes, no sabes lo increíble que es nadar contigo desnudos y sentir tu piel mojada.

Contigo ya sé que estoy en casa, sólo me faltan mis gatas. Te abrazo y así podría estar toda la noche, alumbrados con la fogata, haciéndole rituales a la luna, brincando y bailando como niños que no quieren crecer.

No sé si tengas las repuestas de la vida pero contigo sé que las puedo encontrar y descubrir. Y no hay mejor música para despertar que escuchar al mar.

Déjame nadar en ti. Recorrer los corales y fauna de tu infinito ser ¿qué alta magia escondes? ¿Cuáles son los secretos que habitan en ti? ¿Por qué tu sonrisa me hace desvanecer?

Toma mi mano y vamos a recorrer esta playa que es solo tuya y mía. Nunca regresar a la ciudad. Habitar en ti, vivir cerquita del mar.

Deja un comentario