Egipto ̶G̶a̶y̶

La nación del Nilo, conocida por su atractivo turístico en la forma de riqueza arqueológica, enormes y antiquísimos monumentos y una larga historia se ha convertido en años recientes en un agujero donde se persigue a las personas LGBT.

El caso más reciente que involucra acciones legales en contra de la visibilidad LGBT en Egipto es el de la acusación en contra del presentador de TV Mohamed El-Gheity, sentenciado por una corte de delitos menores a un año en prisión, trabajos forzados, un año de libertad condicional y al pago de una multa por 3000 libras egipcias por “promover el libertinaje y la homosexualidad” durante una de sus presentaciones en septiembre de 2017.

Durante dicho programa, El-Gheity entrevistó a un hombre abiertamente homosexual quien practicaba la prostitución y cuya intención habría sido la de compartir sus experiencias para ayudar a otros jóvenes egipcios a “no cometer los mismos errores que él.”

El programa se transmitía por el canal satelital de paga LTC, mismo que fue retirado del aire dos semanas después de la emisión en cuestión por violar un decreto del Consejo Supremo para la Regulación de los Medios de aquel país, la cual prohibe expresamente la aparición de personas homosexuales en medios de comunicación.

De acuerdo con un reportaje de ABC News, Mohamed El-Gheity se ha proclamado públicamente en contra de la homosexualidad en repetidas ocasiones. Sin embargo, la entrevista en la que presentó públicamente a un hombre gay lo puso en la mira del infame abogado y autoproclamado guardián de la moral en Egipto, Samir Sabry, algo así como el Juan Dabdoub de la que fuera la tierra de los faraones.

Samir Sabry ha saltado a la fama por promover más de 2,700 demandas “para influenciar a la política egipcia” y reforzar su visión de la moral pública. El abogado de 68 años saca provecho de la ley egipcia, que permite que cualquier ciudadano presente cargos contra terceros “por crímenes ambiguos, como la inmoralidad” o por insultar a la nación.

La banda de funk rock, Red Hot Chilli Peppers, cuyos miembros han protagonizado escenas de aparente homoerotismo, anunciaron que se presentarán en vivo en el sitio arqueológico de la Necrópolis de Giza, hogar de las famosísimas tres grandes pirámides de Egipto, a las afueras de la ciudad de El Cairo, la capital.

Seguramente Samir Sabry –o alguien como él– se opondrá al acto. Pero con algo de suerte y mucha resistencia, el yugo de la moralidad perderá terreno en Egipto conforme las personas jóvenes exijan acceder a las libertades del mundo secular. Mucha fuerza, jóvenes LGBT de Egipto. Resistan.

Fuente: Egyptian Streets, ABC News, The New York Times, Seattle Gay News, LoudWire.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s