Desnudo

Estoy desnudo así como lo pediste. Desnuda mi alma, desnudos mis ojos, desnudos están mis labios.

Me quité la ropa porque así lo dijiste. Estoy escondido entre cobijas esperando a que llegues. Desnudo ante el miedo de que no vengas, desnudo ante la incertidumbre de no saber si volverás a hablarme. Sin embargo estoy aquí como lo pediste.

Se siente el frío, y más me tapo entre sabanas y promesas que no se cumplen. El calor corporal sube así como el libido. Estoy desnudo y también mi sexo lo esta. Desnuda mi mente. Desnudo el sentimiento que siento por ti.

Tengo miedo de que no vengas y me quede en mi cama desnudo, con la resaca de no verte. Quisiera que te quedaras, que mi cuerpo arroparas.

Mi sangre hierve, mis ojos se dilatan, mis labios humedezco para querer besarte.

Estoy desnudo así como lo pediste, así como me dijiste anoche. Me quité la ropa y fue un momento de liberación. Volvimos a ser unos bebés, unos infantes. Que momento tan intimo, tan erótico.

Me quité la ropa para ti, me quité mis ataduras por ti, me deshice de cualquier tabú o pretensión. Te vi desnudo y por ende vi tu alma. Te mostré mis vellos, mis lunares. Besaste mis cicatrices, formaste constelaciones con mis lunares.

Ahora vuelvo a desnudarme para ti. Para que llegues y me salves. Deja tu legado en mi cuerpo. Como un tatuaje, como una cicatriz, como una mancha que difícilmente se borrará. Pero quédate.

Estoy desnudo ante la vida, ante Dios. Sólo tu y mis gatas saben realmente cómo luzco desnudo. Y sin quererlo o pretenderlo, parte de mi intimidad ya te pertenece.

Desnuda mi boca, desnuda mis palabras, desnudo el deseo, desnuda la pasión. Quédate y abrázame así como ayer; así como hoy; así como mañana.

gatopoeta

Me gusta escribir acerca de cosas de fantasía, amor y desamor.

Deja un comentario