Ser o no ser… afeminado.

Cuando descubrí mi orientación sexual en la preparatoria, era otra persona. Escuchaba rock y heavy metal, traía el cabello largo, vestía todo de negro (playeras, pantalones y botas tamaño bombero), me pintaba las uñas del mismo color, cargaba barba en toda la cara y tenia una predilección a la violencia. ¿Cómo reaccionar al momento en el que te das cuenta que te gusta más tu amigo que la niña que quiere contigo?

Es claro que vivimos en una sociedad occidental donde la hiper-masculinidad esta en su máxima expresión, ya lo dijo Octavio Paz en su libro “El laberinto de la soledad”:
“chingar viene del acto con poder para penetrar a la mujer… y al hombre pasivo que la masculinidad mexicana considera inferior.”

En octubre, como parte de su edición especial dedicada a explorar la relación entre hombres homosexuales y masculinidad, la revista británica Attitude realizó una extensiva encuesta que arrojó interesantes resultados.

Se entrevistaron a alrededor de 5 mil hombres homosexuales y se demostró que un 75% de ellos se han sentido poco atraídos hacía una posible pareja que expresa signos de feminidad, mientras que el 29 % de ellos consideró las características femeninas en el sexo masculino como algo positivo.

Al responder a la pregunta “¿Alguna vez has pensado que los hombres afeminados le dan a la comunidad gay una mala imagen o reputación?” El 41 % de los encuestados respondió que sí; mientras que la misma cantidad de hombres bisexuales, queer y homosexuales expresaron haberse considerado a sí mismos “menos hombres” por sus orientaciones sexuales.

¿A que viene todo esto? Durante la semana supimos que Shun de Andrómeda será ahora mujer en el remake de Caballeros del Zodiaco que esta preparando Netflix, los fanáticos de la serie pegaron el grito en el cielo al enterarse, en cambio toda la demás sociedad y específicamente hombres festejaron que al fin la feminidad regresa con una mujer.

Hipócritas, necios, estúpidos creyendo que la virilidad del hombre radica en los genitales y que ser afeminado es sinónimo de debilidad. El tono de voz, la estatura, el rol sexual, si hacen drag, si no les gusta el deporte, que si prefieren Madonna o Lady Gaga, me ha costado entenderlo, criado en la cultura que el hombre no llora, me arrepiento si alguna vez he sido despectivo con ello.

Mi respeto y admiración a todas las personas que luchan contra el que dirán. Porqué ¿Qué es luchar? Luchar es educar.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s