Lifestyle

La RAE rechaza el «todes» e incluye palabras como «tqm» y «yutubero»

En su Libro de estilo de la lengua española, la Academia expuso su opinión sobre el lenguaje inclusivo y consideró innecesarias las variables desarrolladas en Hispanoamérica para incluir el género masculino y femenino en su formulación. Para la institución, el género masculino de las palabras, “por ser el no marcado, puede abarcar el femenino en ciertos contextos”

Una polémica se generó en torno al nuevo lanzamiento realizado por la Real Academia Española (RAE) dirigido a escritores digitales. En el libro de la RAE se explica el correcto uso de la lengua en el correcto electrónico, así como en páginas web utilizadas por el periodismo digital; pero se rechaza el lenguaje inclusivo.

En su Libro de estilo de la lengua española, la Academia expuso su opinión sobre el lenguaje inclusivo y consideró innecesarias las variables desarrolladas en Hispanoamérica para incluir el género masculino y femenino en su formulación.

Palabras y variantes como “todxs”, “todes” y “tod@s” fueron calificados como expresiones innecesarias en el primer capítulo del libro que soluciona dudas, principalmente, a escritores digitales. Fue el propio coordinador del libro, y también director honorario de la RAE, Víctor García de la Concha, quien declaró que la obra es una guía para que los países hispanohablantes escriban de la mejor forma.

Este anuncio generó una ola de críticas en redes sociales por parte de un sector que considera oportuno la inclusión de estos términos al lenguaje.
Ante ello, la RAE explicó que “una cosa es el léxico (las palabras que se usan para designar conceptos o entidades) y otra la gramática (cómo funciona el sistema de la lengua)”.
Por otra parte, también decidieron admitir las palabras tuit, yutubero o guasap, así como la abreviación tqm (te quiero mucho).

El lenguaje inclusivo ha ganado espacio en distintos ámbitos.
En Latinoamérica, la cadena televisiva Fox Premium estrenó en octubre la serie Pose, pionera en tener subtítulos con lenguaje inclusivo, tanto en castellano como en portugués.

 

Nota relacionada: ¿Es sexista la lengua española? Parte I: Reglas ortográficas, el “villano moderno”

Deja un comentario