#Profano: A Veces

A veces no entiendo por que has decidido volver para solo marcharte de nuevo.
A veces no entiendo por que ese afán de matarme y dejarme solo desangrar.
A veces comprendo que el amarte fue error mío y el castigo mas grande es no poderte sacar.
A veces te lloro cansado de buscarte con los ojos entre mares de seres abstractos cuyas voces de sueños lejanos amenazan cegar mi dolor.
A veces no entiendo el por que de tu huida de tu ávido escape y lo indiferente de tu abandono.
A veces confundo la realidad con los sueños y siento tus besos cargados y tibios recorriendo mi cuerpo herido del tiempo que he buscado tus manos acariciando mi alma.
A veces te encuentro perdido en fragmentos de tristes memorias y recuerdos inciertos de caminos hermosos que jamás recorrimos.
A veces te sueño en senderos ocultos de nubes violetas y astros rojizos en lugares perdidos de mi vida marcada por el absurdo destino.
A veces comprendo que mi vida no ha sido perfecta y al buscar la salida te vuelvo a encontrar.
A veces camino sin rumbo en la calle rodeando recuerdos de voces pasadas, guardando momentos instantes que pasan, buscando razones para seguir tras tu rastro.
A veces de día pierdo mis ojos en el obscuro túnel del tren que dio inicio a esta historia todavía sin final.
Y te busco de nuevo en los ojos perdidos de extraños confusos temiendo que un día uno de estos rostros amenace con quedarse como lo has hecho tu.
Ahora comprendo la fantasía de mi mundo no es mas que el producto de mi estúpido afán de romper con las reglas, de vivir siendo guiado por la luz interior.
A veces te busco mas nunca te encuentro, a veces te extraño si, a veces lo hago.
Respiro y te siento muy cerca de mi, mas abro los ojos y se que es un sueño pensar que a tu lado de nuevo estaré.
A veces me duele el haber comprendido que tal ves nunca te tuve y jamás te perdí, a saberme vencido quizá derrotado por leyes divinas que no logro entender.
A veces pregunto si dios en su gloria sabe que existo y ve mi dolor.
A veces la rabia hace presa de mi mente al cuestionar los porqués de mi absurda obsesión por volver a besarte.
Y elevarme en el aire conociendo tu historia al ver los recuerdos tristes de los que has sido presa.
A veces el tiempo se vuelve obsoleto al compararlo con mi afán de estar cerca de ti.
A veces el viento se vuelve mi aliado y lleva mis rezos al país de mis sueños en donde mis ojos perdí aquel primer día.
Mas sigues huyendo presa del temor que te causa la idea de que tal ves a hora si puedas amarme como yo lo hago.
Te amo si a veces lo hago.
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s