Cultura

Fallece, Carilda Oliver, poeta cubana

La irreverente poetisa recibió en marzo de este año el Premio Excelencias en su natal Cuba.

Por: Enrique Sandoval.

“Cuando vino mi abuela, trajo un poco de tierra española, cuando se fue mi madre, llevó un poco de tierra cubana, yo no guardaré conmigo ningún poco de patria: la quiero toda sobre mi tumba”.

El día de ayer, miércoles 29 de agosto, Cuba y la corriente de literatura erótica sufre una gran pérdida. Carilda Oliver se despide de este mundo dejando una extensa obra de más de 40 libros publicados en varios idiomas.

En marzo de este año recibió el Premio Excelencias por su fecunda obra en la séptima edición de la entrega de este galardón en Cuba.

Adiós; A la esperanza vuelvo, a la madera; Amor, ¿Cómo es que vienes?; Carta II; Discurso de Eva; fueron algunas obras literarias que recordarán su legado. Despidiéndonos de ella, honramos sus memorias con uno de los tantos poemas que nos dejó:

Anoche

Anoche me acosté con un hombre y su sombra.
Las constelaciones nada saben del caso.
Sus besos eran balas que yo enseñé a volar.
Hubo un paro cardíaco.

El joven
nadaba como las olas.
Era tétrico,
suave,
me dio con un martillito en las articulaciones.
Vivimos ese rato de selva,
esa salud colérica
con que nos mata el hambre de otro cuerpo.

Anoche tuve un náufrago en la cama.
Me profanó el maldito.
Envuelto en dios y en sábana
nunca pidió permiso.
Todavía su rayo lasser me traspasa.

Hablábamos del cosmos y de iconografía,
pero todo vino abajo
cuando me dio el santo y seña.

Hoy encontré esa mancha en el lecho,
tan honda
que me puse a pensar gravemente:
la vida cabe en una gota.

Deja un comentario