Opinión

#LetrasRubias: La misma esquina

Khrist Schecter nos regala aun poema que ocurre en la avenida más emblemática de la Ciudad de México.

La misma esquina cerca de Reforma,

ese punto altamente transitado,

al que no voy ni estando borracho,

el lugar que me recuerda un instante

pequeño, efímero e insignificante

en el que nos pertenecimos.

Los recuerdos se evaporan,

atrofian y mueren,

son  presos de la memoria,

fantasmas que se rehúsan a cooperar.

Solo me quedan fragmentos,

a los que me aferro para no olvidarte.

Tus manos,

sujetándome como a una flor

que se marchita con la brisa.

El brillo de tus ojos,

grandes y expresivos

atravesando mis secretos,

tu adiós perforando mi pecho.

Aquella esquina,

sigue siendo mi esquina,

esa en la que te espero en sueños,

esa que evito despierto.

Esa de nuestro primer beso.

Foto: David Zervero

Un comentario

Deja un comentario