Políticamente Incorrecto

¿Putear o no putear?

Un conductor decide dejar su homosexualidad y lo atacan, mientras que un bar fomenta la promiscuidad y lo celebran.

Por: Ulises Rodríguez

Esta semana dos eventos llamaron particularmente mi atención, por un lado un conductor de televisión que aseguró su homosexualidad era parte del pasado, lo cual desató una fuerte discusión en redes sociales; y por el otro el aniversario número diez de un conocido bar del Centro Histórico

En el contexto antes mencionado, no pude evitar preguntarme ¿por qué dos actos de celebración tuvieron una respuesta tan polarizada?, y ojo que no estoy diciendo que una esté bien o la otra mal, pero creo firmemente que las personas debemos hacer lo que nos parezca más conveniente, o inconveniente, con nuestras vidas.

El conductor Mauricio Clark reveló por medio de su cuenta de Twitter que gracias a su acercamiento a Dios la homosexualidad es parte de su pasado (nunca aseguró «haberse curado», como muchos medios lo manejaron) Y desde mi punto de vista es un hombre adulto tomando la decisión de no seguir teniendo relaciones afectivas o sexo-genitales con personas de su mismo sexo. Sólo eso.

 

Mientras, la noche de ayer el Marrakech Salón cumplió su primera década bajo la sentencia «10 Años Putxando», lo cual muchas personas celebraron y la frase misma no le resultó ofensiva para nadie, aún cuando la mayoría de los asistentes sólo van a bailar y beber al lugar, no precisamente a putear… aunque unos cuantos sí lo hagan, lo cual es totalmente digno.

¿Putear o no putear? esa es la cuestión aquí y la realidad es que no importa, a nadie nos hace daño que Clark ya no vaya a coger con hombres, o que los asistentes al Marrakech se cojan a todos los que se les atraviesan. Al final, si los seres humanos queremos putear o dejar de hacerlo, y si decidimos celebrarlo, es un asunto que no tiene porqué ser relevante para nadie, cada quien sabemos lo que hacemos con el culo, al final lo único que tenemos en común en ese sentido, es que todos cagamos.

4 comentarios

Deja un comentario