Cultura

#MéxicoEncantado: Casas Embrujadas en la CDMX.

Las casas embrujadas suelen ser los escenarios ideales para las leyendas urbanas y las tramas de las películas de terror, en México no somos la excepción.
En King Mx te presentamos cinco de las más aterradoras.

Las casas embrujadas son un recurso ampliamente utilizado en literatura nos encontramos con exponentes como la caída de la Casa Usher de Edgar Allan Poe o  El Fantasma de Canterville de Oscar Wilde. El caso aplica también en el cine, con películas como Los Otros (2001), Más negro que la noche (1975) o la mítica Poltergeist (1982) por mencionar algunas. A veces las historias en pantalla están basadas en hechos reales, en leyendas urbanas o en testimonios y todos los países cuentan con su propia casa embrujada famosa como La Mansión Winchester en San José, California en Estados Unidos (que también ha inspirado la novela La casa de la muerte roja de Stephen King) o en China, la Mansión de Chaonei  #81 que ni el propio Vaticano quiere visitar.

Homicidios, suicidios, brujería y magia negra, sucesos inexplicables, sombras oscuras acechando en cada rincón, historias de dolor, desastres naturales, fantasmas y manifestaciones de bajo astral;  son algunos de los elementos de las casas, mansiones y edificios encantados en la Ciudad de México.

1.- La casa de Don Juan Manuel de Solórzano. 

casa1

Ubicada en el número 94 de República de Uruguay (cerca del metro Zócalo, centro histórico de la CDMX) y fue construida en 1783, también fue conocida como La casa de los Condes de la Torre y Cosío, la casa de Don Juan Manuel es un edificio de tres pisos y una hermosa fachada que se mantiene en pie aún con el paso del tiempo, sin embargo, la belleza de su exterior esconde una historia de celos, intriga y fantasmas digna de contarse.

La leyenda cuenta que don Juan Manuel de Solórzano vivía atormentado por los celos y dudando constantemente de la fidelidad de su esposa, como punto extra en la trama, el matrimonio no había tenido hijos por tal motivo Don Juan Manuel, hizo traer de España a uno de sus sobrinos a quien consideraba de confianza tal sí fuese su propio hijo. Sea como fuese, el Duque de Solorzano siendo consumido por la incertidumbre, decide acudir con un brujo (en otras versiones pacta directamente con el propio Lucifer) quien le recomendó matar al primer caballero que pasará frente a su casa a las once de la noche, hasta dar con el amante de su esposa. Así lo hizo y cada noche, a las 23:00 don Juan Manuel salía de su casa. Sí encontraba a algún incauto le preguntaba por la hora, al conseguir respuesta, procedía a decir:

«¡Dichoso usted que sabe la hora de su muerte!»

Acto seguido sacaba un cuchillo y apuñalaba sin piedad a su víctima, una vez muerto regresaba al interior de su casa con la sensación de que aún no había acabado con el amante de su esposa, repitiendo de nuevo la operación al filo de las once de la noche.

Varios días después de su primer asesinato y con toda la ciudad enloquecida por los homicidios tocaron a la puerta de Don Juan Manuel por la mañana, está vez era la ronda matutina, es decir aquellos oficiales que se encargaban de entregar los cuerpos de las victimas asesinadas durante la noche a sus familiares. La vida es realmente impredecible y en uno de esos giros que podrían ser dignos de una novela de terror, la policía entrega el cuerpo sin vida del sobrino de Don Juan Manuel.

Existen diversas versiones a partir de este punto sobre el desenlace de esta historia, la más popular es aquella que versa que Don Juan Manuel, arrepentido por sus crímenes y conmovido por haber asesinado a su sobrino decide acudir al convento de San Francisco y confesar sus crímenes esperando recibir expiación por estos. El sacerdote en aras de salvar el alma de Don Juan Manuel, le indica que durante tres noches deberá rezar un Ave María y un Padre Nuestro cerca de la horca ubicada en el Zócalo en punto de las once de la noche; durante las primeras dos noches pudo cumplir su penitencia sin problema alguno, la tercera noche antes de que sí quiera pudiera comenzar a rezar, Don Juan Manuel vio un cortejo fúnebre encabezado por los espectros de sus víctimas quienes, llevaban en el ataúd el cuerpo sin vida de Don Juan Manuel haciendo que este último huyera despavorido a su casa.

Al día siguiente recurre de nuevo al sacerdote contándole lo acontecido la noche anterior. El sacerdote le indica que para que sean sus expiados, debe terminar con sus oraciones a la hora en la que fue indicada o de lo contrario ira irremediablemente al infierno. Don Juan Manuel, asustado pero sin más remedio acudió a la horca ubicada en el Zócalo a las once de la noche. A la mañana siguiente encontraron el cuerpo sin vida de Don Juan Manuel colgado en la horca del Zócalo.

La leyenda cuenta que los pecados de Don Juan Manuel de Solórzano nunca fueron perdonados y que espera afuera de su casa a las once de la noche, aguardando por otra víctima.

2.- La Casa de las Brujas (Plaza Rio de Janeiro #56, Roma Norte).

casa2

Construida alrededor de 1908, por el ingeniero R. A. Pigeon considerado por muchos historiadores y arquitectos como un vestigio del México Porfirista (1877-1911), siendo uno de los primeros inmuebles edificados en la colonia Roma; dicho edificio tuvo una remodelación de la planta baja y entrada principal en 1930 por el ingeniero Francisco J. Serrano quien le diera su actual mezcla entre lo Porfiriano y Art Deco. Para 1985 y como consecuencia del Terremoto del mismo año, el edificio presento algunas grietas pero gracias a sus inquilinos fue restaurado.

El Palacio de la Brujas también conocido popularmente como La Casa de las Brujas es un edificio de departamentos ubicado en la esquina que forman las calles de Río de Janeiro y Durango, en la Roma Norte y, obtiene su nombre gracias a sus techos altos de doble agua que asemejan el sombrero de una bruja en combinación con las ventanas ubicadas en la esquina de la Plaza Rio de Janeiro pero… ¿Qué es lo que hace a la Casa de las Brujas un edificio tan especial y aterrador?

Barbará Guerrero mejor conocida como Pachita fue una chihuahuense que se hizo famosa en la Ciudad de México por sus habilidades como curandera, partera y chamana; en algún punto entre 1908 y 1911 llegó a vivir en la Casa de las Brujas, siendo una de sus primeras inquilinas.

La leyenda cuenta que Pachita, poseía habilidades ancestrales en magia y curación provenientes de la época de Cuauhtémoc  (a quien solía referirse como El Hermanito) y otras entidades, dichas entidades eran quienes le ayudaban a curar diversos males en un ambiente lúgubre y oscuro cargado de misticismo como el de La Casa de las Brujas; dichas habilidades no pasaban inadvertidas ya que tenía todo tipo de clientes desde trabajadoras del hogar, pasando por actores y ejecutivos de grandes empresas hasta, políticos quienes podían requerir desde un trasplante, un limpia energética, e incluso un exorcismo. Pachita aceptaba como pago diversas cosas desde dinero hasta sacrificios en especie, muchos de sus clientes cuentan que mientras Pachita los atendía o sanaba, podían percibirse sombras desde que se desplazaban sin aviso de un lado al otro de la habitación, acompañadas de una sensación de escalofrío aterradora. Sea como fuere los milagros de Pachita llegaron a su fin cuando el 29 de abril de 1979 falleciera.

Además de Pachita, en el inmueble se han reportado sucesos como el reportado por Brenda, una ex inquilina de la casa quien reporto al desaparecido programa de radio La Mano Peluda con Juan Ramón Saenz, que durante el tiempo que vivió documentando su experiencia con fotografías que rondan por internet. Por otra parte, existen relatos de vecinos y ex inquilinos que aseguran haber escuchado canticos sacros acompañados de personas que encapuchadas que entran y salen el edificio.

No todo es malo con este emblemático edificio ya que, también a servido de fuente de inspiración para varias novelas y relatos entre los que destacan Morirás Lejos de José Emilio Pacheco, Desfile de Amor de Sergio Pitol y La Cabeza de la Hidra de Carlos Fuentes.

3.- La Moira (José Vasconcelos #125, San Miguel Chapultepec).

casa3

Los datos sobre la construcción de la casa y sus actuales dueños son escasos, al punto de que todo lo relacionado con La Moira parezca ser información muerta, aunque su fama y sus leyendas permanecen con vida hasta nuestros días.

La leyenda cuenta que en los setentas, el acceso a la casa era relativamente fácil para cualquier interesado en vivir de primera mano una experiencia paranormal. Marco era un chico huérfano quien no vivía muy lejos de La Moira, un día decide entrar y explorar en su interior hasta que en algún punto, comenzó a percibir y ver cosas aterradoras. Sombras, golpes en las puertas, risas y pasos lo hicieron subir al segundo piso de la casa en donde encontró a otro niño de su edad colgado por el cuello. La leyenda cuenta que al ver esto, Marco huyó despavorido relatando que con mucho esfuerzo apenas y logro salir de ahí ya que las sombras lo habían seguido a cada sitio en el que estuvo al interior de la casa. El tiempo paso y Marco no olvido la experiencia, por lo cual, motivado por su curiosidad regresa a la casa para nunca más salir. Su cuerpo fue encontrado, colgado por el cuello en la misma habitación en la que había encontrado al primer niño.

La leyenda le dio gran popularidad a La Moira, y durante bastante tiempo fue utilizada como sede para sesiones espiritistas en las cuales acontecieron posesiones demoniacas. A finales de los noventas La Moira se convirtió en un centro cultural, en donde muchos artistas independientes daban cursos y durante ese tiempo se hacían recorridos nocturnos gracias a las leyendas sobre el lugar. Actualmente está cerrada al público, aunque se puede ver el contenido del proyecto de arte que el espacio albergaba por la red.

En la mitología griega, las Moiras eran personajes similares a brujas u oráculos, con la capacidad de intervenir en el presente, pasado y futuro de todos los seres humanos o en otras palabras, la vida, muerte y destino de todo aquel que tuviera contacto con las Moiras.

4.- Edificios de Tlatelolco (Unidad Habitacional Nonoalco).

casa4

Tlatelolco se caracteriza por una serie de eventos desafortunados que lo convierten en un imán perfecto para ser el hogar de entidades paranormales, para muestra basta un botón. La Unidad Habitacional Nonalco fue construida entre 1960 a 1964, año en el que fue inaugurada por el ex presidente Adolfo López Mateos. El Proyecto constaba de 102 edificios habitacionales con más de 964 mil kilómetros cuadrados, lo que hacía un proyecto sumamente ambicioso construido en un tiempo record. Cuatro años después, la unidad habitacional presencio uno de los episodios más terribles e indignantes en la historia mexicana La Masacre de Tlatelolco el dos de octubre de 1968, matanza orquestada por el gobierno mexicano y cuyo saldo total de víctimas se desconoce en su totalidad. Sin embargo, los edificios no habían presenciado la mayor de las tragedias hasta septiembre 1985 con el Terremoto del 85, cuya magnitud fue de 8.1 y que después de dos minutos cambio la vida de muchos mexicanos para siempre. La unidad habitacional Nonalco se vio afectada con el derrumbe de varios edificios y daños materiales, que propiciaron demoler once edificios más para poder atender los daños provocados por el terremoto. En la actualidad dicha unidad cuenta con varios edificios cerrados al público y con un visible estado de abandono e inseguridad.

Los vecinos cuentan que han visto a los fantasmas de los bailarines con ropas indígenas danzando cerca de la plaza de las tres culturas, estudiantes de la Masacre del Dos de Octubre quienes claman no ser asesinados, las risas de varios niños sepultados con el derrumbe del edificio Nuevo León a consecuencia del Terremoto del 85, y durante la década de los noventas la aparición de un joven, que corría entre los edificios, vestido de blanco a altas horas de la noche tan sólo para desaparecer a mediados del 2000.

¿Te atreverías a pasar una noche en los edificios de Tlatelolco?

5.- La Posada del Sol (Niños Heroes #139).

casa5

Para cerrar, un lugar oscuro y en notorio estado de abandono pero no por ello menos impresionante. Construida a principios de la década de los cuarenta, La Posada del Sol fue construida por el arquitecto Fernando Saldaña Galván quien también fue su primer propietario, el edificio buscaba convertirse en el primer hotel enfocado a entretenimiento y la cultura no sólo de México, sino del mundo. La Posada del Sol, consta de seis edificios inacabados de sorprende belleza y detalles entre los que destacan un hotel con mas 600 habitaciones y seis pisos de altura, una capilla y un teatro para 200 personas, que pueden robarle el aliento a más de uno, y durante los ocho meses en que estuvo abierta al público lo hizo sin reparos, hasta cerrar misteriosamente para ver suicidarse a su único dueño en un árbol que hoy en día, está completamente seco al interior de sus instalaciones.

Durante los siguientes 72 años después de su inauguración, el edificio ha sido sede de otras dependencias gubernamentales como Instituto Nacional para el Desarrollo de la Comunidad y la Vivienda Rural (IDECO), Instituto Nacional Indigenista Interamericano (INII), la Procuraduría General de Justicia del D. F. (PGRDF) y las oficinas del Sistema Nacional para el Desarrollo de la Familia (DIF), hasta ser el edificio en ruinas que conocemos hoy y que ha servido de set para películas como Kilometro 31.2 y una bodega de muebles incautados sin embargo, los sucesos sobrenaturales no se han hecho esperar.

Adentrarse en la Posada del Sol, resulta toda una aventura sobrenatural ya que sus mitos son tan grandes que pueden ponerle los pelos de punta a cualquiera, desde el mito de que su dueño se suicido en su interior, pasando por los detalles masónicos y de corte espiritual que se encuentran en sus detalles sobre todo en la capilla, hasta adentrarse en sus túneles y llegar hasta el altar de la niña fantasma que ronda el lugar y que se presume, víctima de homicidio durante la época en el que La Posada del Sol  albergaba al IDECO. Sus paredes dobles en las que se presume que emparedaban personas vivas y cuyos restos humanos se encuentran en posesión del Instituto Nacional de Antropología (INA), así como las sombras y leyendas sobre sacrificios satánicos efectuados dentro de la capilla, son parte del misterio que envuelve a este increíble y demencial edificio.

En 2013, el gobierno de Miguel Ángel Mancera declaro que rescataría La Posada del Sol para convertirlo en el quinto Faro Cultural de la CDMX. Hasta la fecha el proyecto simplemente no se ha concretado.

¿Te atreverías a entrar en alguno de estos lugares?

Un comentario

Deja un comentario